Más allá del ruedo: museos llenos de tesoros taurinos (IV)

Varias son las plazas de toros que disponen de museos llenos de joyas y recuerdos para visitar todo el año, así como bibliotecas que repasan la historia de la Tauromaquia

Museo Taurino Primitivo Sánchez Laso, Salamanca

La tierra charra tiene un de las mejores colecciones en el museo taurino de la capital. Inaugurado hace justamente 25 años, podemos diferenciar seis secciones en el recorrido: una primera dedicada a la Dehesa del Toro de Lidia; otra a la Historia Taurina de Salamanca, repasan su Feria, plazas y escuelas; una colección de trajes de torear; un espacio dedicado a los toreros salmantinos; el toro y el arte en numerosas pinturas y esculturas; y un magnífico audiovisual de la dehesa de Salamanca junto a una muestra de pequeños objetos.

Interior del museo.

Se puede visitar de martes a sábados en horario de mañana y tarde y domingos y festivos de mañana.

 

Museo Taurino de la Plaza de Toros de Vista Alegre en Bilbao – Zezen Plaza Bilbo

El coso bilbaíno inauguró hace 23 años su muestra, un conjunto que repasa la historia de la Tauromaquia a través de la ilustración, el romanticismo, la época de Guerrita, la conocida como edad de plata, los tiempos de Manolete, los 50 o más recientemente los de El Cordobés.

Cuenta además con una rica colección de textos, fotografías, carteles, láminas…entre los que se encuentran obras de Goya y de los hermanos Bringas. Vestidos de torear y todo tipo de recuerdos y objetos de matadores como Costillares, Cocherito, Antonio Ordóñez o El Niño de la Capea completan la exposición.

Abre entre semana mañana y tarde excepto los meses de invierno, que sólo se puede acceder en horario matutino. También es posible concertar visitas privadas para grupos a partir de 15 personas en las que también se visita la plaza, la capilla o la sala de toreros.

 

¡Feliz semana, taurinos!

Leave a Reply