El Día de Muertos en Morelia

La ciudad mexicana vive intensamente esta tradicional fiesta desde hace siglos

 

día de muertos

Fotografía del Consejo de Promoción Turística de Michoacán.

 

Fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El Día de Muertos o Noche de Muertos es una de las fiestas más importantes de México, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el año 2003, y se celebra los días 1 y 2 de noviembre. Desde la antigüedad, se realizan ritos para las almas de los difuntos, que vuelven para estar con sus familiares. La cultura azteca lo celebraba durante dos meses y era la diosa Mictecacíhuatl, la ‘Dama de la Muerte’, quien presidía todas las celebraciones. La figura de la Catrina es su heredera actual.

Catrines Morelia

Catrina y catrín desfilando por el centro de Morelia.

Con la conquista española se incorpora el cristianismo a las tradiciones: el 1 de noviembre es el Día de Todos los Santos y el 2 el de los Fieles Difuntos. El pueblo toma la creencia de que el primero se dedica a quienes murieron de niños y el segundo a quienes lo hicieron de adultos. Igualmente comienzan a aparecer las cruces y las imágenes de los santos en los altares que se montan. Por lo que la fiesta desde entonces es una mezcla de ambas, junto a las catrinas del siglo pasado.

 

Michoacán, la vida después de la muerte

Es el estado más famosos por la celebración del Día de Muertos, principalmente en Morelia (su capital), Janitzio, Pátzcuaro, Tzintzuntzan, Jarácuaro, Ihuatzio y Cucuchucho. Sus rituales son muy espectaculares y coloridos. Las tumbas y altares para los difuntos se llenan de ofrendas, flores de cempasúchil (que atraen y guían a los muertos), velas, cruces, calaveras, dulces de calabaza, los platos y tragos preferidos de los difuntos, sus fotografías, adornos de papel picado, el típico Pan de Muerto (pan dulce que se prepara especialmente para esta fiesta) y copal (incienso).

En Morelia, además de los altares, exposiciones, conciertos, narraciones, alfombras y tapetes de flores, el gran desfile de Catrinas y Catrines, el encendido de la Catedral…se celebra la Tradicional Corrida de Noche de Muertos.

La Catedral de Morelia

La Catedral de Morelia con la iluminación de la Noche de Muertos.

 

Morelia, 244 ediciones de la Corrida del Día de Muertos

Existen documentos que mencionan tres semanas de celebraciones de corridas de toros para conmemorar el Día de Muertos en la capital de Michoacán allá por el año 1775, llamada Valladolid de 1545 a 1828. Ni siquiera las prohibiciones de las corridas de toros en diversos años posteriores acabaron con la tradición en Morelia.

La primera edición nocturna se celebró en 1860, con constancia de los 64 faroles del alumbrado público que entonces solicitó la empresa de la plaza al Ayuntamiento. En aquella época tenían lugar en la Plaza de Toros de San Juan.

Plaza de Toros de San Juan.

Plaza de Toros de San Juan. Fotografía de Morelia Antigua.

En 1942 se demolió la plaza y durante una década la Corrida de la Noche de Muertos (llamada así  la celebración indistintamente) tuvo lugar en el lienzo Charro de Morelia (los lienzos charros son ruedos similares a los de las corridas de toros donde se realizan las destrezas, habilidades ecuestres y vaqueras propias de la charrería).

Hasta que se inaugura la Monumental Plaza de Toros de Morelia, el 2 de marzo del año 1952. Desde entonces acoge la celebración de la gran cita en Michoacán. El coso tiene capacidad para unas 15.000 personas y está gestionado por la empresa Casa Toreros, con Pablo Moreno al frente, que cada año prepara un cartel de relumbrón para una noche tan esperada en el país mexicano.

En este 2019 abrirá el cartel el rejoneador español Andy Cartagena, acompañado de Joselito Adame  y Calita, además de festejos tradicionales de allí como forcados mazatlecos y vacadas.

cartel corrida muertos morelia

Cartel de la Tradicional Corrida de la Noche de Muertos 2019 en la Monumental de Morelia.

 

¡Feliz Día de los Santos y Difuntos, taurinos!

Leave a Reply